jueves, 11 de septiembre de 2008

Diario de un enfermo amigdalario

Han intentado extirparme el valor quirúrgicamente (Malditos roedores). El lunes día uno por la tarde me metieron en quirófano y me extirparon la agallas (O amígdalas), pero se ve que saben más los españoles que los vaqueros y el valor está en los huevos, porque sigo siendo el tipo osado y valiente que siempre fui (O sea, poco). Os lo demostraré con la prueba de valor más dura para un varón:

¡TE QUIERO!

Veis? Ahora ya estoy bastante mejor, aunque he estado bastante puteado, por eso de no poder hablar, comer, beber y estar todo el día con dolor. Soy una nena, qué le voy a hacer. Resulta que mi operación fue bastante dolorosa por varias razones: 1- Es mucho más dolorosa cuando te operas de mayor (O semijoven como yo) que de niño. 2- Como he tenido varias infecciones en los últimos años, estaban las malditas amígdalas encallecidas y duras, lo que llevó a una operación sencilla de 30 minutos a convertirse en una operación enrea de una hora. 3- El minúsculo tamaño de mi boca (Que como muchos sabéis es el único motivo por el que no soy gay) obligó a estar tirando de mi lengua con unas pinzas durante la operación a mala leche. Me dijo el Dr. Marcos que tenía la lengua negra al final. De hecho, ya no me duele pero sigo teniéndola insensibilizada, quizá tampoco sea hetero por un tiempo. Pero bueno, todo va a mejor. Muchas gracias a todo el mundo que me ha enviado mensajes de apoyo o ha pensado en mí, lo siento por no responderos pero no estaba pa . Gracias a la gente del hospital que se han portado fenomenal. Gracias a mi familia por darme genética de tipo duro, que me ha ayudado a recuperarme rápido y a impresionar a doctores y enfermeras. Me despido con un consejo: Si queréis adelgazar rápido, quitaros las amígdalas. 7 Kgs he bajado en menos de 2 semanas

4 comentarios:

Carmen dijo...

mon, que te llamé pero no caí en que no podías hablar. ¡Qué tonta! Bueno, que espero que ya estés bien. No pude escribirte un sms, porque mi movil no está pa muchas. De cualquier manera, tengo ganas de vernos, y tomarnos una cervecilla.
Sigue recuperandote.
Un beso

guardiola dijo...

Dejate de tonterias. Todo sabemos que lo de las amigdalas es un primer paso para tu operacion de cambio de sexo.

Zimmerman dijo...

No me creo la excusa de esta tal Carmen "el móvil no está pa muchas" no se , no me parece convincente Mon.
Revisa tus amistades.

Walkirja dijo...

I lof you tu. ¿Ves? Yo también puedo ser un machote...
¡Recupérate ya del todo, maldita sea!
¡MUA!