sábado, 3 de octubre de 2009

El mundo al revés

Sé que es un tema que se viene comentando un tiempo, y desde muchos puntos de vista, pero... ¿Qué está pasando, por Dior (Christian)? Sé que la derecha y la izquierda son dos conceptos que a estas alturas están más difuminados que los rasgos de Isabel Preysler, pero debería haber algunas cosas propias de cada lado. La izquierda y la derecha son términos acuñados durante la Revolución Francesa, referida al sitio donde se sentaban los jacobinos y los monárquicos en la asamblea. Evidentemente en todo este tiempo, muchas cosas tienen que haber cambiado. Pero una cosa es evolucionar, y otra convertirte en lo contrario (excepto en algunos caso relacionados con los Jedis y los Sith) También es verdad que ni el PSOE es el partido más de izquierdas de España, ni el PP el más de derechas (Aunque a veces lo disimulan muy bien), pero sí son los partidos a los que más gente de derechas y de izquierdas vota. Entonces: El PSOE, un partido de "izquierdas", no sólo ha subido los impuestos a todas las clases, si no que además no ha frenado las ventajas fiscales de las clases más altas (Las famosas SICAV, por ejemplo), no ha reducido las ventajas de la iglesia, no ha apoyado iniciativas como la del comunicado en contra de las barbaridades del Papa en África respecto al preservativo, no ha defendido la libertad de expresión en casos como la portada del Jueves o la viñeta de Rodríguez & Ripa, etc. El PP, un partido de "derechas", aparte de promover manifestaciones continuamente, la nueva pinta de Aznar o del presidente de Nuevas Generaciones de España (que es como el Ché) o haber apoyado al Jueves en el caso anterior, se está convirtiendo en un partido absolutamente antisistema, metiéndose con la policía, los jueces, la prensa y otros "poderes fácticos". Hoy mismo, he visto que Monago ha dicho que las NNGG del PP son "jóvenes rebeldes". Me he quedado zapiruteco, la verdad. Total, que yo ya no sé qué creerme, el mundo político se desmorona a mi alrededor y, por si fuera poco, me la suda. Siempre he estado muy informado de política, me he tragado debates, telediarios, periódicos... Cada vez menos. y no porque los políticos me repugnen (que no todos, aunque sí muchos), si no porque la política española se ha convertido en el programa de humor más predecible de la historia. ¿A que sabéis lo que diría cada político en cualquier situación? Pues eso. Como me descuide, acabo aficionándome al fútbol.

3 comentarios:

Walkirja dijo...

Qué razón tienes, una ya no sabe a quién votar, la verdad es que sería una oportunidad buena para otros partidos si supieran aprovecharla, pero parece que está todo el mundo igual de perdido... Y encima cuando la cosa se pone así, los de izquierdas no acuden a las urnas...

MIGUELo dijo...

Ahora la ultima moda es el centrismo.

Vimes dijo...

Pues está la cosa rara, sí. Siempre había pensado que en las épocas de bonanza económica se tendía al centrismo y en las de crisis se extremaban las posiciones, pero esta crisis está siendo rara hasta en eso. Lo de que el PSOE no es un partido de izquierdas ya hace mucho tiempo que se sospecha, pero la política económica que está planteando es tirando no a moderada sino a derechante. Y lo del PP, pues bueno, es una cuestión de imagen, yo creo. Realmente sus políticas no parecen haber cambiado, pero si en vez de pintas de pijus madrileñus llevan barbitas y medio greñas pues parecen más progres y tal, osea, no? Eso sí, a la iglesia que no me la toquen, y de hacer política social liberal y sin dejarse guiar por la moral establecida, pues tampoco. Mis normas morales son ley y punto.