jueves, 5 de marzo de 2009

Publicidad

Resulta que iba yo hace poco a comer un delicioso plato hecho con mucho amor (Porque cocino yo para mí, y el amor hacia uno mismo es el mejor. Y el más barato), cuando apareció un tipo en la tele vomitando como un adolescente al que le ha sentado mal la hamburguesa (Y te juro mamá que es por la hamburguesa). Un tipo potando para anunciar una compañía de móviles. Viva y hurra.

Sé que los anuncios deben ser impactantes para llegar a un televidente hasta los huevos de anuncios. Yo prefiero los anuncios divertidos (Que los hay, a mí me flimpa el de heineken) a los que dan asco, pena o ascopena, pero supongo que estudiosos de chaqueta y corbata habrán decidido que es mejor hacer anuncios de los que se pueda quejar una asociación de consumidores, que al fin y al cabo es publicidad gratis. Así que no voy a quejarme de que me repugnen u ofendan, pero sí de la falta de coherencia de los anuncios.

Observo anonadado cómo gente que se queja del mínimo error de una serie de televisión, como la praxis errónea de una profesión, los fallos de racord o similares, no se inmutan cuando una mujer del futuro entra en una casa para enseñar a una maruja el truco para limpiar más blanco, o una mascota hiperactiva y claramente mayor de edad se pone a jugar con unos niños. Qué está fallando en nuestras mentes? Por qué aceptamos alegremente que un jovenzuelo catalán nos hable de lo ricas que están las pizzas que hace su abuela del pueblo? Qué clase de abuela de pueblo hace pizzas? Mi abuela hace un shushi cojonudo, no te jode... En fin, señores publicistas que leéis mi blog (Uno o ninguno, creo), una cosa es ser ingeniosos o imaginativos, y otra abusar de las drogas (Sabéis de qué hablo, anunciantes de coches y perfumes). He dicho

3 comentarios:

guardiola dijo...

Je je je. Me encanta el anuncio del tio potando.

Vimes dijo...

Plas, plas, plas. A mí también me mola el de Heineken y me ralla el del tipo potando. No es tanto asco como ¿Pero qué cojones pasaba por la mente del tipo este para querer venderme un movil así?

Walkirja dijo...

Marry me.
Te juro que no he pensado en ti mientras hablaba con tíos rarunos y repugnantes... qué coño, SÍ...

Puta publicidad!! No pienso trabajar en ti!! Me da igual que supliqueees!! Que nooooo!!