miércoles, 2 de abril de 2008

Ladrones de besos

Ser ladrón de besos no es fácil. Robar un beso es un arte delicado y sutil, mucho más difícil que besar en general. Robar un beso no es simplemente besar a alguien que no se lo espera, ni mucho menos a alguien que no lo desea, eso es violar una boca y, pese a lo que digan algunos jueces, toda violación es indigna y condenable. El beso robado de verdad es el beso que dos personas quieren darse aunque sólo una lo pueda aceptar exteriormente, debe darse en un momento inesperado y es un objetivo en sí, no como otros besos que sólo son un camino. Yo, por supuesto, soy un gran admirador de los verdaderos ladrones (y ladronas) de besos, pero por mi condición de cobarde me da miedo acabar en la cárcel del desprecio. Aun así, continuaré practicando. Un beso

7 comentarios:

MIGUELo dijo...

Qué profundo. Mon, eres un galán de los de antaño.

OnlyOneRule dijo...

Te robaría un beso...:)
For cost!!

Un besitto!

Anónimo dijo...

jo, que bonito!
algun dia te robare un beso, lo prometo!!! (o al menos lo intentare!)
Besitoooos!!!
SathieM

rafiky dijo...

Mon, eres un galan como el gañan repeinao y cesar romero...

Sandokan, sandokan si me tiro un pedo huele a champan

Walkirja dijo...

Jo, a mí no me roba ni diosss, ni aunque me dejara las puertas y ventanas abiertas, el bolso accesible y los bolsillos del revés... Me veo pasándome yo al otro lado de la ley y acabando entre rejas, qué triste...

Zimmerman dijo...

tienes los huevos caramelizados. Detras de esa apariencia de Stone Cold consiguiendo su 3º royal rumble, se esconde un verdadero pitufo garcilaso.

Anónimo dijo...

y yo que soy una adicta a los besos robados...
su